MENU FECHAR

Kubrick, joven y apasionado fotógrafo

Kubrick, joven y apasionado fotógrafo

El director de cine americano es conocido por sus grandes obras en el séptimo arte, sin embargo existe otra faceta no tan hablada: la de fotógrafo.

La relación de Kubrick con la fotografía empezó a los 10 años de edad, cuando su padre Jack Kubrick decidió obsequiarle una cámara fotográfica y, el joven que era aficionado a las artes, sabía que tenía toda una ciudad para registrar episodios de la cotidianidad urbana.

Pero, fue a los 17 años que ocurrió una visión muy particular en su entorno por las calles: la imagen que sería el principio de todo: una manifestación a la cual decidió tomarle una foto.

Kubrick tuvo otros intereses, como tocar la batería en una banda de jazz, pero nada se comparaba con la fotografía, se destacando por el cuidado con que escogía a sus personajes, su lento método de trabajo, la variedad de géneros, su perfeccionismo técnico, su renuencia a hablar de sus películas y su reclusión, siempre en control artístico casi completo.

Por fin, tras 12 años de investigación, se descubrió que gran parte del material que representaba la etapa de Stanley Kubrick como fotógrafo con uso de técnicas como el picado, el juego con la profundidad de campo, el alto contraste y una impresionante habilidad para seleccionar personajes interesantes.

En el año 2018, se abrió una exhibición en el Museo de la Ciudad de Nueva York titulada Through a Different Lens: Stanley Kubrick Photographs, o «A través de un lente diferente: Fotografías de Stanley Kubrick».